Elexial Research define la disfunción eréctil (DE) como la incapacidad persistente para lograr o mantener una erección que sea suficiente para una relación sexual satisfactoria hasta la eyaculación o hasta el cese de la estimulación erótica.

Todos los hombres pueden sufrir a lo largo de su vida un trastorno de la erección. Sin embargo, deben aprender a distinguir entre lo que es un episodio momentáneo, que a todos le puede suceder, y lo que puede ser ya, un problema más serio con un origen variado.

Posibles signos de disfunción eréctil

Como ya hemos comentado, la disfunción eréctil se define como la incapacidad de obtener y mantener una erección para conseguir una relación sexual satisfactoria. Esta sintomatología debe persistir durante seis meses para ser considerada una patología. Además, debe existir un fallo cada cuatro relaciones sexuales para que el hombre empiece a sospechar que tiene un problema más allá de un simple gatillazo (episodio momentáneo de disfunción eréctil). En concreto, los signos que hacen sospechar la existencia de disfunción eréctil son, además de los citados:
  • Erecciones espontáneas matutinas menos frecuentes y con menor rigidez.
  • Llegar al clímax más rápido, en menos tiempo o con una erección incompleta.
  • Pérdida de erección al cambiar de postura.
  • Imposibilidad de conseguir una erección.

Causas de la disfunción eréctil

Las causas que van a provocar problemas para que la erección tenga lugar se dividen en orgánicas, lo que sucede en el 90% de los casos, mientras que el 10% restante se trata de causas psicológicas o nerviosas.

Las causas orgánicas se refieren a problemas existentes como diabetes, hipertensión arterial, alto colesterol y el consumo de alcohol, drogas o fármacos sin prescripción medica. Mientras que cuando hablamos de causas psicológicas nos referimos al miedo que puede sentir el individuo de no complacer a su pareja, la ansiedad, el estrés, la tensión o el nerviosismo a la hora de la relación sexual. Influyendo de forma negativa puesto que estimulan la producción de adrenalina por parte del sistema nervioso.

Las posibilidades de padecer disfunción eréctil se incrementan con la edad, aunque no es una consecuencia inevitable del envejecimiento, algunos consejos para mantener una vida sexual plena son:

  • Eliminar el tabaco: Una cajetilla de tabaco diaria es suficiente para incrementar en un 60% las probabilidades de sufrir disfunción eréctil.
  • Disminuir el consumo de alcohol: El alcohol produce en los hombres una interrupción de la erección, independientemente de la dosis tomada, ya que inhibe el buen funcionamiento del sistema nervioso central, el cual está implicado directamente en la respuesta del estímulo sexual.
  • Mantener una alimentación saludable: Una dieta desequilibrada influye de forma negativa en la capacidad para mantener una actividad sexual satisfactoria. El exceso de peso y la obesidad van de la mano con desórdenes metabólicos que pueden desembocar en enfermedades relacionadas directamente con la disfunción eréctil como la diabetes o problemas cardiovasculares.
  • Realizar ejercicio: El sedentarismo también es un factor de riesgo para desarrollar una disfunción eréctil. Practicar ejercicio regularmente tiene numerosos beneficios ya que disminuye las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.
Abrir chat
Boston Medical Group
Hola. 👋
¿Necesita ayuda?