Destacados

Qué es la impotencia sexual psicológica

A pesar de que la principal razón por la que sufre disfunción es un problema orgánico, cabe recordar que hay otro numeroso grupo de personas con impotencia por causas psicológicas. Aunque estos casos son más complejos en su tratamiento, tienen solución. Para entender mejor este problema, te explicamos qué es la impotencia sexual psicológica.

  1. Cómo reconocer la impotencia sexual psicológica

La impotencia sexual afecta cada vez a más hombres. No hay una sola causa que la provoque. Puede deberse a causas físicas o psicológicas. En el caso de que se trate de impotencia sexual psicológica, el problema será más difícil de detectar. Por eso, lo mejor para solucionarlo es ponerse en manos de un profesional. 

La causa más común de la impotencia sexual es la obstrucción de los vasos sanguíneos. Para solucionar la impotencia por este motivo, es necesario ponerse en manos de profesionales. Hay que solventar cuanto antes ese problema. No hacerlo, no solo pone en peligro la capacidad de lograr y mantener erecciones, también puede traer otros problemas de salud mucho más peligrosos. 

Si tras realizar los análisis pertinentes los resultados revelan que uno está bien de salud, es casi seguro que la razón se debe a problemas psicológicos. El cerebro es el órgano sexual prioritario. Los estímulos sexuales producen diferentes reacciones químicas que activan el apetito sexual y el cerebro manda estímulos al pene para que se llene de sangre y se produzca la erección. 

En ocasiones, las alteraciones psicológicas pueden alterar este proceso. En algunos casos, no se producirá la erección. En otros sí llegará, pero no durará mucho, pudiendo cortarse incluso durante el acto. 

  1. Causas de la impotencia sexual psicológica

No existe una sola causa que produzca la impotencia sexual psicológica. Hay varios factores que pueden influir. Algunos tienen fácil solución y otros requieren ponerse bajo tratamiento. Te explicamos cuáles son los principales. 

  • Agotamiento psicológico. El exceso de trabajo, una actividad excesiva o periodos en los que uno se enfrenta a muchas responsabilidades, puede provocar que el cerebro no responda como es debido a los estímulos.
  • Rutina. Las rutinas sexuales apagan el deseo. Hacer siempre lo mismo puede hacer que un momento dado, el cerebro deje de responder a la excitación. Se puede perder el interés hasta el grado de no lograr la erección. 
  • Depresión. Cuando se afronta un periodo de tristeza extrema, por ejemplo durante una depresión, el cerebro no es capaz de generar las sustancias químicas que provocan la erección.
  • Trauma. Los traumas y los complejos pueden aparecer en el momento más inesperado. En plena excitación puede que algo traiga un recuerdo negativo que termine por completo con la líbido e impida continuar manteniendo una relación sexual. 
  1. Soluciones a la impotencia sexual psicológica

Para solucionar la impotencia sexual psicológica, lo mejor es ponerse en manos de un profesional de Boston Medical Group. Él evaluará si realmente se debe a un problema psicológico o a uno orgánico. Dependiendo de lo que evalúe, puede que disponga un tratamiento u otro. Podría ser alguno de los siguientes:

  • Descanso. Si no hay problemas físicos y todo se debe al agotamiento o al estrés, tal vez se recomiende descanso y relajación. 
  • Psicólogos. En los casos más complicados, puede que se necesite sea una serie de sesiones con el psicólogo. Él puede ayudar a enfrentarse a traumas y complejos. 
  • Cambios de rutina. Existen muchas posturas y juegos que pueden reactivar tu vida sexual. Prueba a cambiar las rutinas y seguramente veas resultados inmediatos.
  • Medicación. Si no funciona ninguna de las soluciones que te hemos mostrado, es probable que un profesional te recete algún medicamento. Nunca se debe utilizar medicación si no está prescrita por un médico. 

Si sufres disfunción, no dejes que pase el tiempo. Cuanto más tardes en contactar con el equipo de Boston Medical Group más se agrava el problema. 

Tratamientos para la impotencia sexual

La impotencia sexual es un mal que han padecido los hombres desde siempre. Sin embargo, hoy en día se sufre con más freuencia. Parte del problema surge por los estilos de vida de la actualidad, lo que incluye vida sedentaria, consumo de sustancias perjudiciales, o estrés, entre otros. A continuación te mostraremos algunos de los tratamientos para la impotencia sexual que se pueden seguir. 

  1. Los tratamientos para la impotencia sexual más utilizados

En la actualidad hay muchos avances que permiten combatir la impotencia sexual. Si uno quiere recuperar la potencia, lo mejor es consultar a los profesionales en materia de sexualidad. Ellos conocen los tratamientos para la impotencia sexual más efectivos y puede recomendarte el mejor en tu caso particular. Estos son algunos de los más utilizados:

  • Terapia psicológica y de relajación. El estrés, la baja autoestima, las preocupaciones o los traumas pueden estar detrás de la impotencia. Un experto en sexualidad tal vez te recomiende una o más sesiones con un psicólogo para poner fin al problema. Si es por causa del estrés, tal vez baste con ejercicios de relajación apropiados. 
  • Sistemas artificiales. Existen dispositivos mecánicos, como las bombas de vacío que ayudan a lograr una erección. El pene se introduce y se fuerza el llenado de sangre de los cuerpos cavernosos por medio de hacer el vacío. También hay dispositivos que se introducen dentro del pene por medio de cirugía. 
  • Ondas de choque. Entre los tratamientos para la impotencia sexual más revolucionarios que hay, están las ondas de choque. Un tratamiento de varias sesiones con baja frecuencia pueden mejorar mucho la regeneración de los vasos sanguíneos y la potencia sexual. 
  • Medicamentos. Los medicamentos que hay hoy en día permiten solucionar casi todos los problemas de impotencia sexual que se pueden sufrir. Algunos se administran en formato de pastillas, otros en forma de crema y algunos como inyecciones. También hay tratamientos a base de hormonas, con resultados a largo plazo pero más duraderos.

En todos los casos que requieren medicación, el tratamiento ha de ser recetado por un médico, así que no los utilices de ninguna de las maneras sin su supervisión. El efecto podría ser el contrario al deseado. Administrarse un medicamento sin receta puede tener graves consecuencias para la salud. 

  1. Cómo evitar los tratamientos para la impotencia sexual

La mejor manera de evitar los tratamientos para la impotencia sexual, es llevar una vida sexual sana y activa. La buena alimentación, el ejercicio, el descanso y mantener sexo con frecuencia es una de las claves para que la potencia sexual se mantenga intacta durante mucho tiempo. 

Una dieta con alto contenido en fibra, proteínas, vitaminas, etcétera, será la mejor opción para mantener una buena circulación sanguínea y alcanzar erecciones duraderas. Evita el exceso de azúcar, de grasas saturadas y de platos precocinados. Limita también al máximo el consumo de alcohol. 

Otra de las cosas que has de hacer para sufrir disfunción eréctil es evitar la vida sedentaria. Practica deporte, camina y descansa lo suficiente, pero sin pasarte. El ejercicio mejora la salud y genera algunas sustancias estimulantes que potencian el deseo sexual. 

Por último, ten una vida sexual activa. Evita la monotonía y seduce a tu pareja para que tenga sexo contigo habitualmente. Esto ayuda al pene a mantenerse sano alcanzar la erección siempre que se desee.

Si a pesar de todas estas recomendaciones notas que los problemas de erección continúan, no pierdas tiempo y consulta a tu experto de Boston Medical Group. Él analizará tu caso particular y te dará las mejores recomendaciones para que recuperes tu vida sexual.

Consecuencias de la falta de sexo

Tener sexo reporta muchos beneficios, algunos físicos y otros emocionales. Por el contrario, la ausencia de relaciones sexuales puede generar muchos inconvenientes. Algunos tienen problemas que les impiden mantener sexo con normalidad, esto hace que se rindan y decidan no tener relaciones íntimas, pero eso no está bien. Te hablamos de cuáles son las consecuencias de la falta de sexo

  1. Cuáles son las consecuencias de la falta de sexo

Las consecuencias de la falta de sexo se pueden dividir en dos tipos, las físicas y las emocionales. Nadie puede negar que tener sexo hace que uno se sienta mejor. Por si no te habías parado a pensarlo, te explicamos cuáles son esos beneficios y de qué te privas sin no tienes relaciones sexuales con frecuencia.

Uno de esos beneficios es que se mejora el humor. Después de mantener relaciones sexuales es normal experimentar una sensación de felicidad. Muchas veces se asocia, y con razón, al mal carácter, una de las consecuencias de la falta de sexo

La falta de sexo puede terminar con la relación de pareja. No satisfacer las necesidades sexuales el uno del otro puede hacer que la pareja se rompa. No se trata solo del malestar que genera en uno mismo, también en la pareja. Aunque hay ocasiones en las que no se desea tener sexo, que pase un tiempo excesivo entre una y otra vez genera tensión. 

El sexo tiene una relación directa con el sistema nervioso. Tras el acto sexual se siente relax, como si se hubiese recibido un masaje o como si se hubiese realizado actividad física. También ejercita el corazón. 

Cuando se tiene sexo se acelera el ritmo cardíaco y se produce regeneración orgánica. Es decir, tras tener sexo se mejora la actividad física y se rinde más. Uno tiene mucha más vitalidad que cuando no se tiene nada de sexo. 

No solo se regenera el organismo. La actividad sexual llena de sangre el pene, algo muy necesario para que se regenere este órgano en particular. No tener sexo puede generar algunas enfermedades del aparato reproductor. 

Además de todo lo mencionado hasta ahora, el sexo genera un intenso placer. Mantener relaciones sexuales hace que uno sea más feliz y que obtenga una satisfacción que no encontrará en la comida, la bebida, ni en ninguna otra cosa. La ausencia de sexo te priva de algo único. 

  1. Por qué tomar medidas ante la falta de sexo

Las consecuencias de la falta de sexo que hemos mostrado, indican que la salud física y emocional tienen una relación directa con el sexo. Si se tiene un problema que impida tener sexo con normalidad, hay que tomar medidas inmediatas. 

Los expertos en sexualidad de Boston Medical Group pueden evaluar tu caso y darte una solución. Además, que no se pueda tener sexo indica que hay otros problemas, bien sean psicológicos o físicos, como desequilibrios hormonales, cardiovasculares, hipertensión… Tratar el problema también es una ayuda para solucionar estas otras alteraciones. 

Hoy en día se reconoce que el sexo forma parte de una vida saludable y que la ausencia de este puede tener efectos negativos. No se trata de un simple mecanismo de reproducción, también es un complemento saludable que ayuda a ser más feliz y a mantener el equilibrio emocional. Por eso, si algo entorpece tu vida sexual toma medidas, contacta con nuestros profesionales.

Dejar de fumar ayuda a recuperar la erección

Los malos hábitos están detrás de las disfunciones sexuales en muchos casos. Por ejemplo, fumar puede incrementar en un 60 % las posibilidades de sufrir disfunción eréctil. Un 40 % de los hombres que acuden con problemas de erección es fumador. A continuación te explicamos la relación entre el tabaco y la falta de erección. Te explicamos cómo dejar de fumar ayuda a recuperar la erección. 

  1. Por qué dejar de fumar ayuda a recuperar la erección

Los agentes que contiene el humo del tabaco no solo son cancerígenos, también actúan como un vasoconstrictor. Es decir, la nicotina y el resto de los componentes que entran al cuerpo por las vías respiratorias reducen el diámetro de las venas y arterias, dificultando el paso de la sangre. 

El pene necesita un flujo importante de sangre para alcanzar la erección. Si no recibe la suficiente no se conseguirá la erección. Los cuerpos cavernosos del pene no tendrán una cantidad suficiente como para que se ponga suficientemente duro.

Aunque no se haya llegado a ese punto, el fumador irá notando que poco a poco va perdiendo la capacidad de mantener la erección el tiempo suficiente como para satisfacer a la pareja o que se alarga el tiempo de recuperación antes de la siguiente erección.

No hay que esperar a que se tengan estos indicios para abandonar la práctica de fumar. El tiempo que se ha consumido tabaco afectará en mayor o menor medida a la posibilidad de recuperar totalmente el vigor sexual, tal y como revelan 83 estudios publicados por “Sexual Medicine Reviews”. Si los síntomas ya son evidentes, es posible que sea tarde para una recuperación total. Por eso, lo mejor es dejar de fumar para ayudar a recuperar la erección

  1. Otros efectos negativos del tabaco 

Pero el tabaco no solo trae asociado a su consumo el problema de la erección. También hay otros efectos devastadores que pueden arruinar algunas funciones sexuales, o por lo menos entorpecerlas. Estos son algunos ejemplos:

  • Erección matutina. Al igual que el tabaco acaba con la capacidad de la erección, también puede terminar con las erecciones matutinas. Estas son muy importantes ya que ayudan en la regeneración del pene. 
  • Problemas respiratorios. Una de las claves para obtener el máximo placer en las relaciones sexuales es controlar la respiración. El consumo de tabaco conlleva problemas respiratorios que alteran la llegada de oxígeno a los miembros del cuerpo y por tanto disminuyen el placer. 
  • Infertilidad. Si se está buscando tener un hijo, no es aconsejable fumar. La toxicidad del tabaco también afecta a la cantidad y movilidad de los espermatozoides. Es otro de los inconvenientes de su consumo. 

No solo el tabaco afecta a la correcta función sexual. Hay otros alimentos y sustancias que pueden entorpecer las erecciones, rebajar el apetito sexual o causar eyaculación precoz. Por ejemplo, la mala alimentación, el abuso de las grasas saturadas, el alcohol o las drogas. 

Por el contrario, la buena alimentación favorece la circulación de la sangre y las erecciones. Lo mismo ocurre si se practica deporte habitualmente, si se duerme lo suficiente y si se mantienen relaciones sexuales con frecuencia. 

Dejar de fumar ayuda a recuperar la erección. Pero si a pesar de los buenos hábitos notas que algo no funciona correctamente en tu vida sexual, ponte en contacto con los expertos de Bosoton Medical Group. Un profesional te ayudará a encontrar la mejor solución al problema. 

Erecciones matutinas: un fenómeno placentero que no debe desaparecer

Es algo totalmente normal que los hombres se despierten todas las mañanas con una erección. Que ocurra con frecuencia indica que hay buena salud. Poco tiene que ver esta reacción natural con que uno tenga una obsesión enfermiza con el sexo, ni nada por el estilo. De echo, que no se tengan es indicativo de que hay un problema. Te explicamos todo acerca de las erecciones matutinas: un fenómeno placentero que no debe desaparecer. 

  1. Todo lo que has de saber sobre las erecciones matutinas

Que ocurran las erecciones matutinas está relacionado con una buena salud sexual. Una de las preocupaciones principales de los hombre es la impotencia. El no levantarse con el pene erecto puede indicar que ese problema es una realidad próxima. También puede indicar que hay otro tipo de problemas de salud.

Las erecciones matutinas se producen por causas fisiológicas normales. El cuerpo las utiliza para mantener saludable este órgano. Poco tiene que ver con pensamientos o fantasías sexuales o con un vigor extraordinario. 

El sueño tiene un efecto reparador para la mente y para el organismo. Durante la noche ocurren diferentes etapas del sueño. En ese estado el pene también se relaja, la musculatura de los cuerpos cavernosos pierde firmeza y las arterias se llenan con sangre rica en oxígeno. En este momento, el pene se hincha como si estuviese en estado de excitación y es por eso que al levantarse está en erección.   

No solo ocurre una erección durante la noche, se suceden varias para llenar y vaciar el pene de sangre más de una vez. Por eso, las alteraciones del sueño o la falta de descanso influyen negativamente en la salud de este órgano. También es importante cuidar el lugar de descanso, para que el sueño sea profundo y del todo reparador. Si esta es la causa por la que no hay erecciones matinales, la solución es dormir más y mejor. 

  1. Que hacer si la las erecciones matutinas desaparecen

Que las erecciones matutinas desaparezcan no es una buena señal, más bien es un indicativo de que algo va mal. Por eso, es recomendable que si se percibe que hay una disminución en la cantidad de erecciones matutinas, se busque la ayuda de un profesional. 

En muchos casos, que no se produzcan esas erecciones puede deberse a diversos motivos que se pueden revertir. Entre ellos están los efectos del consumo de drogas, del uso de tabaco, de la falta de ejercicio o una dieta poco equilibrada. Una vida sana mantendrá las erecciones matutinas constantes. 

Tomar medidas ahora evitará que el problema se agrave y se produzcan males mayores, como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz o la pérdida del apetito sexual. Si no se corta a tiempo y ocurren estos otros problemas, se puede causar un daño emocional irreparable en uno mismo y en la relación de pareja. 

En el caso de que los cambios en los hábitos no sea suficiente para recuperar las erecciones, llama a un experto en sexualidad masculina de Boston Medical Group. Nadie mejor que nuestro equipo de profesionales para evaluar las causas y hacer un tratamiento adaptado a tu caso particular. 

En qué consiste el tratamiento de ondas de choque

 

Mucha gente preocupada por su problema de disfunción eréctil ha ido indagando y buscando diferentes tipos de tratamiento  para poder solucionarlo de una manera eficaz, rápida y a poder ser económica.

 

Dentro de estos nuevos tratamientos cabe destacar el de las ondas de choque, el problema nace cuando no queda muy claro en qué consiste o cómo puede solucionar el problema de disfunción eréctil entre los hombres afectados de Perú.

 

Se trataría del primer gran avance en la lucha de la disfunción eréctil a nivel mundial ya que ataca directamente al núcleo del problema a diferencia de otros tratamientos que solo funcionan mientras se aplican en el momento como pueden ser las pomadas o inyecciones, el tratamiento de ondas de choque es un método duradero una vez que se acaba el tratamiento a través de las diferentes sesiones, por lo que podemos afirmar sin miedo, que se trataría de la primera solución real a la hora de erradicar de una vez por todas la disfunción eréctil en toda la población masculina afectada.

 

A priori todo esto suena genial y parece que hemos encontrado la piedra filosofal, pero seguramente te estarás preguntando en qué consiste dicho tratamiento de ondas de choque. Se trata de un tratamiento que se ha venido utilizando durante bastante tiempo dentro del campo de la urología para tratar lo que sería el problema de las piedras en el riñon, haciéndolas desaparecer poco a poco a lo largo de las diferentes sesiones de ondas de choque.

 

Sabemos que ahora mismo estarás diciendo: “ y bien ¿eso cómo puede solucionar mi problema de disfunción eréctil?”. Diferentes doctores han llegado a la conclusión de que se puede tratar el problema de la disfunción eréctil a través del  mismo principio, que es el de actuar con ondas de choque de baja frecuencia para crear nuevos vasos sanguíneos en el tejido eréctil del pene y relajar el endotelio vascular.

 

Durante la última década , han sido numerosos los casos de pacientes con éxito a través de este tratamiento, y a lo largo de estos años, se ha ido puliendo y perfeccionando el tratamiento siendo actualmente el método con más éxito de todos.

 

El funcionamiento de dicho tratamiento radica en, aplicar durante 1 sesión semanal  de 20 minutos aproximadamente, una serie de ondas de choque en el pene a lo largo de un mes.  La aplicación no supone ninguna dificultad ni mucho menos dolor para el paciente, ya que una vez acabada la sesión, el paciente puede marcharse sin ningún problema a su casa. El funcionamiento consiste en que se aplica en la base del escroto y en la parte superior del pene dichas ondas de choque, haciendo que el rango de acción del tratamiento sea la totalidad del pene, haciendo que la efectividad del tratamiento sea lo más óptima posible.

 

El tratamiento es recomendable para los pacientes cuya raiz de dicha disfunción erectil proviene de un problema vascular, es decir, problemas provenientes de arterias afectadas debido a factores de riesgo vascular como pueden ser la obesidad, la diabetes o la hipertensión. Son factores que producen el estrechamiento de los vasos sanguíneos por lo tanto las ondas de choque serían el tratamiento ideal. En cambio, no se recomienda un tratamiento de ondas de choque a aquellos afectados por disfunción eréctil cuya raiz del problema tenga un origen neurológico , hormonal o psicológico, ya que no sería del todo efectivo.

 

Los resultados de los tratamientos a través de ondas de choque no mienten, y se ha demostrado que con un procedimiento normal y standard, la mejoría podría radicar en un abandono total de tratamientos orales o , en menor medida, ser un mayor respondedor a dichos fármacos. Estamos hablando de que el tratamiento de ondas de choque tiene respuestas efectivas en más de un 80% de pacientes, con una durabilidad a medio plazo garantizada. Actualmente se están desarrollando tratamientos  basados en las ondas de choque que erradiquen de una manera final el problema de la disfunción eréctil

 

No existe ningún tipo de efecto secundario en los pacientes además de ser un tratamiento totalmente indoloro.

 

En Boston Medical Group, contamos con la última tecnología en el tratamiento a través de ondas de choque y los mejores profesionales que te darán una atención totalmente personalizada, ofreciendo un tratamiento específico a cada paciente.