falta de deseo masculino

Falta de deseo masculino. ¿A qué se debe y cuál es la solución?

La falta de deseo masculino es un tipo de disfunción sexual con una presencia cada vez mayor en nuestra nación. 

Definimos este trastorno como la nula excitación o predisposición por parte de un varón a mantener cualquier tipo de relación sexual

A su vez, puede denominarse como trastorno del deseo sexual hipoactivo. Cabe señalar que no debe mezclarse con la asexualidad, la cual es una orientación sexual. 

Algunas personas llegan a confundirla con la disfunción eréctil, no obstante, difiere de ésta en multitud de aspectos que posteriormente procederemos a detallar. 

Te podemos dar un pequeño adelanto: Tiene un factor psicológico fuertemente marcado. 

 

Falta de deseo Masculino ¿Qué la causa y a qué es debido? 

 

Este desinterés sexual suele provocar una erosión en la autoestima del afectado, el entorno conyugal y el estado emocional del individuo. 

Los hombres que tienen la líbido disminuida son propensos a no tener ninguna fantasía sexual, y por lo tanto reducir su frecuencia de actividad. No sólo con sus parejas sino que la autoestimulación deja de despertar algún tipo de interés. 

Es común observar cómo estas personas mantienen relaciones sexuales con el único fin de satisfacer las necesidades fisiológicas de sus parejas. 

Cómo habrás podido analizar, la falta de deseo masculino suele tener algunos problemas implícitos, los cuales han de ser tratados y abordados con sumo cuidado por especialistas en salud sexual masculina. 

 

Falta de Deseo Masculino – ¿A qué se debe? 

 

Cómo expresamos al principio, este trastorno suele cimentarse en problemas de origen psicológico como traumas, malas experiencias y en un estilo de vida cargado de ansiedad, estrés o consumo de sustancias narcóticas. 

Los conflictos, discusiones y otro tipo de riñas pueden provocar que nuestra libido disminuya notablemente. El cortisol es una sustancia química con consecuencias negativas para nuestro cuerpo, la cual se genera cuando nos enfrentamos a momentos de ansiedad o tensión. 

Una comunicación ineficiente puede ser un motivo de peso. Las emociones y la afinidad están muy relacionadas con nuestro interés sexual. 

Haber estado sometido a actitudes controladoras y disciplinas férreas tiene un efecto similar. Esa imposición puede acabar por deshacer nuestro interés por mantener relaciones. El temor y la rumiación de pensamientos negativos y redundantes son extremadamente comunes aquí. 

Los hombres que han sufrido experiencias incestuosas, violaciones o abusos en la infancia presentan un interés por el sexo escaso o casi nulo. 

Existen enfermedades que pueden provocar que el coito sea doloroso. Para los hombres que se ven afectados por éstas, el desinterés por practicarlo puede incrementarse. 

Las enfermedades crónicas, desajustes hormonales, determinados problemas de salud mental y el abuso de algunas drogas pueden ser un aliciente para desarrollar desinterés sexual masculino en multitud de casos. 

 

Desinterés Sexual – Soluciones 

 

Tener constancia de las consecuencias es importante, aunque en mayor medida disponer del conocimiento para poner una solución es aún más útil. 

El tratamiento está dividido en tres ámbitos, los cuales debe elegir tu terapeuta en base al origen de la patología.

 

Terapia Psicológica 

falta de deseo masculino

La terapia sexual y psicológica son los principales tratamientos para este trastorno. Muchas parejas necesitan a su vez abordar sus problemas matrimoniales para mejorar la relación sexual a la par que se realiza una terapia individualizada con el afectado. 

En las sesiones se enseñan maneras efectivas de implementar la comunicación en el día a día: 

  • Muestras de afecto y compañía
  • No imponer, respetar los sentimientos y perspectivas sin lanzar juicios dolorosos etc..
  • Canalizar la ira y el enfado hacia la asertividad y la resiliencia. 

Por otra parte la terapia sexual nos enseña:

  • Adecuar los encuentros sexuales 
  • Encontrar formas interesantes de acercarse a nuestra pareja
  • Rechazar las invitaciones sexuales con sumo tacto y comunicación

 

Terapia Con Testosterona 

 

La testosterona es una hormona producida en los testículos que contribuye a que los hombres tengan una líbido correcta, conservar la densidad ósea, distribuir la grasa correctamente y regular la producción de glóbulos rojos y espermatozoides. 

La terapia con esta hormona puede ser efectiva para algunos sujetos. Ahora bien, para empezar a realizarla has de acudir a una clínica de salud sexual y medir tus niveles de testosterona. Sólo si tu doctor lo ve oportuno procederá con ella. 

 

Cambios en el estilo de vida 

 

Muy asociados con los consejos que nos brindará nuestro terapeuta: 

  • Reservar tiempo para la intimidad. 
  • Practicar ejercicio
  • Alimentarse de manera correcta y equilibrada
  • Manejar los niveles de ansiedad y estrés. 

 

Falta de Deseo Masculino – Conclusiones  

 

Los avances en las terapias han provocado que la disminución de esta problemática se vea reducida en un gran porcentaje cuando se comienza a tratar. 

La recuperación puede ser un proceso largo, en cambio la mejora de calidad de vida se incrementará inequívocamente. 

¿Necesitas ayuda? Puedes echar un vistazo por nuestra página y comenzar un exitoso camino hacia la vida sexual que deseas.