eyaculador precoz

Qué es un eyaculador primario y secundario

 

La eyaculación precoz es un problema que afecta a muchos hombres. No se trata de un simple inconveniente, puede hacer mucho daño a quién la padece y a aquellos que les rodean. Para tratarla es muy importante saber qué la produce y si quién lo padece es un eyaculador primario o secundario, así el médico experto puede determinar que tratamiento hay que seguir. 

 

  • Diferencia ente un eyaculador primario y secundario

 

Hay dos grupos de eyaculadores precoces, el eyaculador primario y el secundario. Ta vamos a hablar de las diferencias que hay entre cada uno, así entenderás por qué es tan necesario que el experto haga esta evaluación inicial. Dependiendo del resultado, se pondrá un tratamiento u otro, que se administrará en las cantidades que corresponda. 

  • Eyaculación primaria. La eyaculación primaria es aquella que se padece desde hace muchos años. En algunos casos, este tipo de problema viene dada desde la adolescencia. El que esté tan arraigado supone un problema mayor. Es más complicado evaluar la causa concreta en este caso y más difícil de desarraigar. 
  • Eyaculación secundaria. Este tipo de eyaculación precoz es aquella que ha aparecido con el tiempo. Puede presentarse de manera progresiva o repentina. La gran diferencia es que antes se podía controlar pero ahora no. Es más fácil de solucionar porque el problema suele coincidir con un periodo en el que ha ocurrido algo concreto, que sirve de referencia para establecer la causa. 

 

  • Causas de la eyaculación primaria y la secundaria

 

Existen tres diferentes razones que pueden causar la eyaculación precoz, las orgánicas, las psicológicas y las mixtas. Te explicamos en qué consiste cada una. 

  • Eyaculación precoz por causas orgánicas. En este caso, detrás de la eyaculación precoz puede haber un problema de salud. Una de las causas más comunes suele ser una enfermedad coronaria. La deficiencia de riego sanguíneo provoca problemas de erección. El pene se estimula mucho para obtener la deseada erección y, ante esa insistencia, la eyaculación llega antes de la penetración. 

También es posible el glande sea más sensible de lo habitual. Si se tiene este problema, con un estimulación mínima se puede producir la eyaculación. Durante los juegos preliminares o justo después de la penetración se siente tal nivel de excitación que no es posible contener el orgasmo. 

  • Eyaculación precoz por causas psicológicas. Las causas psicológicas están detrás de la mayoría de los casos de eyaculación precoz. El cerebro es el que activa y regula el proceso de la eyaculación. Si este proceso no fluye de forma natural, puede ocurrir que la expulsión del semen se produzca antes de lo debido. 

El estrés es una de las causas que pueden producir un desequilibrio y la falta de control. Entre los síntomas del estrés están el estado de alerta constante, una continua sensación de cansancio, al irritabilidad y también los trastornos de tipo sexual, como la impotencia o la eyaculación precoz. 

Los traumas, los malos hábitos durante la adolescencia, la depresión y problemas similares, también pueden afectar significativamente al tipo de control que se tiene sobre la eyaculación. 

  • Eyaculación precoz por causas mixtas. Se considera que existe eyaculación precoz por causas mixtas, cuando intervienen los dos factores mencionados, los orgánicos y los psicológicos. 

Algunos hombres tienen poco control sobre el reflejo eyaculatorio por una cuestión orgánica, pero en un momento de su vida el problema se agrava y se pierde por completo la capacidad de aguante, eyaculando a destiempo y con poca intensidad. 

La poca resistencia y un periodo de preocupaciones, de ansiedad, de miedo o de depresión, pueden resultar en una total falta de control sobre la llegada del orgasmo y la expulsión del semen.

  • Para saber si se tiene eyaculación precoz primaria hay que confirmar que la disfunción se sufre desde siempre o por lo menos desde hace mucho tiempo. Cuando se establece que se sufre este tipo de eyaculación, el doctor sabe que se enfrenta a un problema muy arraigado, crónico, lo que le ayudará a escoger el tratamiento más apropiado para el paciente. 

 

  • Tratamiento de la eyaculación primaria y secundaria

 

Lo primero que debe quedar claro es que únicamente un médico puede determinar las causas que están detrás de la eyaculación primaria y secundaria. Por lo tanto, tan solo un experto puede recomendar un tratamiento apropiado y eficaz. Automedicarse es un riesgo que puede acarrear graves problemas de salud. 

Si la eyaculación es del tipo primario y se debe a malos hábitos adquiridos, el tratamiento que recomendará un médico seguramente sea realizar ejercicios, como los de Kegel, sesiones psicológicas. La medicación estará reservada para los casos más graves, ya que sus efectos son temporales y dependen de seguir un tratamiento prolongado. 

En los casos en los que las causas son orgánicas, no queda más remedio que tratar directamente el mal que la produce. En ocasiones, la solución implica la cirugía y otros tipos de tratamiento. Si después de solucionar el padecimiento el mal persiste, habrá que hacer una nueva evaluación. Estos tratamientos funcionarán con independencia de si la eyaculación es primaria o secundaria, aunque son más frecuentes en la eyaculación secundaria o mixta.

Cuando el estrés, los traumas y otras situaciones que generan angustia, interfieren en el control de la eyaculación, es necesario eliminar esos sentimientos. La evaluación conjunta de un especialista en sexualidad y de un psicólogo, determinarán si hay que poner un tratamiento o será suficiente con unas sesiones de psicología. 

Los ejercicios de Kegel siempre son útiles, independientemente de las causas de la eyaculación. Un mejor control del músculo pubocoxígeo ayudará a que se pueda prolongar el tiempo que transcurre desde la erección hasta el orgasmo. Lo mejor de estos ejercicios es que pueden realizarse en cualquier lugar y momento y siempre serán provechosos. 

Si crees que sufres uno de estos tipos de eyaculación precoz, ponte en manos de los expertos cuanto antes. Si dejas pasar el tiempo sin hacer nada, el problema se agravará y generará otros igual de la misma gravedad. En Boston Médical Group trabajan los mejores profesionales. Basándose en su amplia experiencia, encontrarán la causa y te recomendarán el mejor tratamiento para que recuperes la normalidad.