Descubre la terapia de ondas de choque para la disfunción eréctil. ¿En qué se basa?

Cada día se buscan diferentes alternativas de tratar la impotencia. La terapia de ondas de choque para la disfunción eréctil está dando buenos resultados.

 Te adelantamos algo: Este novedoso tratamiento es más efectivo en disfunciones de origen vascular.

 Suena novedoso, ¿cierto? Pero, ¿sabes realmente qué es?. En este artículo vamos a explicártelo detenidamente. Quédate un rato junto a nosotros.

 ¿En qué se basan las ondas de choque? 

Las ondas de choque son en esencia ondas acústicas de baja frecuencia emitidas mediante un dispositivo especializado.

 El fin de estas es la mejora y estimulación de la circulación a la vez que incentivar la generación de los vasos sanguíneos.

 Además, tienen otro tipo de usos como la relajación muscular y la eliminación de zonas dolorosas.

 ¿Puedo recibir Terapia de Ondas de Choque? 

 Muchos pacientes nos preguntan si en su situación pueden recibir terapia de ondas.

 Todo depende en última instancia del problema que esté provocando tu disfunción eréctil. Si el motivo de la impotencia proviene de un daño vascular, sí podrás beneficiarte de esta metodología.

 Si por el contrario, tus problemas de erección son originados por un factor neuronal, hormonal o de carácter psicológico, no te servirá en absoluto.

 Al final, tu médico será el encargado de determinar si eres candidato a este tratamiento.

 ¿Sabías que el éxito en la recuperación está ligado a la rapidez con la que se detecta una enfermedad? Haz un test de disfunción eréctil On-line. ¡¡Resultados en 2 minutos!!

 Una vez que hayas recibido un diagnóstico y acudas a la clínica para hombres, estarás un poco más cerca de recuperar tu vida sexual.

 Terapia de Ondas de Choque para la disfunción Eréctil – Causantes Vasculares 

 Hasta cierto punto podemos prevenir este tipo de patologías llevando un estilo de vida saludable y activo.

 Si bien es cierto que una ingesta de alimentos balanceada o practicar deporte a diario ayudan a no tener problemas, nunca podemos estar seguros de ello.

Nuestros hábitos y manera de vivir influyen de forma notoria en los problemas vasculares, considerados como una gran epidemia en la sociedad del siglo XXI.

 Vamos a hacer un pequeño repaso de este tipo de enfermedades y otros datos:

  •  Tabaquismo: En el Perú se estima que el 8% de los fumadores empiezan con esta actividad a los 15 años.

 El consumo precoz de tabaco prepara el terreno para el consumo de otros narcóticos en un futuro, impide el desarrollo cerebral correcto en los jóvenes y por lo general complementa a una vida sedentaria.  

 Está probado científicamente que el consumo de nicotina desencadena un efecto vasoconstrictor que dificulta el paso de sangre hacia los cuerpos cavernosos del pene.

 Es importante añadir el efecto evidente sobre la reducción de calidad en el esperma del hombre, lo que a la larga podría favorecer la infertilidad.

 Estudio

  • Hipertensión arterial: Si sufres de presión arterial alta, puede que esta haya dañado los revestimientos de los vasos sanguíneos, provocando daños en las arterias.

 La repercusión de esta lesión lleva a que el flujo de sangre hacia el pene disminuya, en esta situación puede ser difícil mantener una erección de calidad.

  •  Diabetes: En especial la Diabetes Mellitus de tipo 2, causante de daños nerviosos por un control insuficiente de los niveles de azúcar en sangre.

 Cuando se da esta situación es común que el miembro del paciente no responda ante los estímulos sexuales.

  •  Obesidad: La obesidad no produce impotencia en sí, sino que le acompañan con facilidad enfermedades como la diabetes, trastornos coronarios e hipertensión que contribuyen a la aparición de la disfunción eréctil.

 La lista anterior de dolencias afecta a la respuesta de nuestro miembro ante el fenómeno complejo que supone la erección.

 Llevar una vida saludable y sin excesos es sin duda tu gran aliado.

  Recomendaciones – Conclusiones en Terapia de Ondas de Choque para la Disfunción Eréctil 

 Nuestro mejor consejo es que con la ayuda de un especialista en una clínica de salud sexual seas examinado a fondo. Solo así sabrás si te conviene la terapia de ondas.

 En Boston Medical Group te haremos sentir como en casa cuándo acudas a una de nuestras clínicas. Garantizando siempre la privacidad y discreción ante todo.

 No hay nada tan gratificante como devolverte la confianza y autoestima que tanto te mereces. Mira nuestra página y contáctanos. ¡¡Una nueva vida comienza!!