medicamentos disfunción eréctil

Cuándo usar medicamentos para la disfunción eréctil

 

La disfunción eréctil es un problema que puede generar falta de autoestima, miedo y depresión. Para combatirlo existen multitud de remedios, algunos de los cuales son efectivos y otros no. En muchos casos, estos tratamientos son totalmente inofensivos, independientemente de su efectividad. Pero en otros muchos casos, esto puede generar un gran problema, ya que sus efectos pueden ser contraproducentes o perjudiciales para la salud. Esto es especialmente problemático si el tratamiento está basado en medicinas. A continuación te explicamos cuándo usar medicamentos para la disfunción eréctil, y cómo hacerlo de manera segura. 

 

  • En qué ocasiones usar medicamentos para la disfunción eréctil

 

Utilizar medicamentos no debe tomarse nunca a la ligera. El mal uso puede generar graves problemas de salud. Por ese motivo hay que tener muy claro cuándo usar medicamentos para la disfunción eréctil y cómo obtener los adecuados. 

Internet está lleno de consejos para solucionar el problema de la disfunción eréctil. La mayoría de lo que se puede ver no tiene ninguna base. Por eso hay que asegurarse muy bien de que la fuente de la que se extrae la información es fiable. Esto es especialmente importante cuando estos consejos incluyen el uso de medicamentos. 

Sin embargo, es cierto que existen algunos medicamentos efectivos. Realmente pueden producir una erección dura y prolongada. Si no se ha podido solucionar el problema por otros medios, no quedará otra opción, habrá que utilizarlos. 

El único que puede saber si realmente es necesario el uso de los medicamentos, y cuáles son los más apropiados, es un médico experto en sexualidad masculina. Él es el más indicado para determinar si hay que utilizar medicamentos o si existe la opción de utilizar medios menos agresivos. 

 

  • Cuando evitar los medicamentos para la disfunción eréctil

 

La respuesta a cuándo usar medicamentos para la disfunción eréctil, es que hay que evitarlos siempre que sea posible. Hay varias razones para hacer tal afirmación, como te explicamos a continuación.

 

  • Efectos secundarios. Los medicamentos para evitar la disfunción eréctil pueden tener algunos efectos secundarios. Dependiendo del medicamento y de lo potente que sea, el mal que puede producir en el organismo es algo a tener muy en cuenta. Si te lo han prescrito y sientes que, a pesar de ser efectivos, te generan algún malestar, habla de inmediato con tu médico para que te elimine o cambie el tratamiento. 
  • No solucionan el problema. Las medicinas no eliminan el problema de la disfunción eréctil. Son una solución momentánea, temporal, y casi nunca una cura definitiva. Cualquiera prefiere un tratamiento que sea efectivo y duradero, por eso son más recomendables otros tipos de tratamientos. 
  • También pueden fallar. Los medicamentos no son infalibles. Como ocurre con todos los medicamentos, si se utilizan asiduamente pueden perder sus efectos. El cuerpo se acostumbra a los químicos que se están utilizando y dejan de tener efecto. Cuando ocurre algo así, hay que volver a realizar estudios médicos hasta dar con un tratamiento más fuerte y efectivo. 
  • Dependencia. Los medicamentos para combatir la disfunción eréctil hacen que aquel que los toma dependa de ellos para disfrutar de las relaciones sexuales. Los encuentros sexuales no siempre se programan y el efecto de las pastillas no es instantáneo. 

 

Si tienes ganas de mantener relaciones íntimas con alguien en un momento dado, tendrás que llevar el medicamento contigo. Aún si lo tienes, has de esperar a que haga efecto. Esto puede ser un gran problema. 

 

  • Peligros de usar medicamentos para la disfunción eréctil

 

Utilizar medicamentos para la disfunción eréctil sin prescripción médica puede conllevar graves problemas. Hay diferentes peligros a los que te enfrentás si no te tomas en serio el asunto y no recurres a un profesional.

  • Salud. Para automedicarse generalmente se recurre al mercado negro presente en Internet. No se puede saber si realmente están vendiendo lo que se dice. Los componentes con los que se crean algunos de estos falsos medicamentos pueden provocar rechazos, alteraciones hormonales, cáncer… Los medicamentos han de tener una serie de garantías para que puedan considerarse seguros. 

Aún si el medicamento sí es lo que se promete en Internet, es posible que en tu caso particular el resultado sea perjudicial. Puede contener algún componente que sea peligroso para tu salud. Si sufres alguna alergia, enfermedad o salud delicada alguno de sus componentes pueden hacerte daño. Por eso hay que evitar la automedicación. 

  • Agravar el problema. En algunos casos el efecto puede ser contraproducente. Si el medicamento no es auténtico o no lo que se necesita, el efecto puede ser contraproducente. La disfunción puede empeorar o llegar a convertirse en un problema crónico. 
  • Derroche del dinero. Los medicamentos para tratar la impotencia son caros. Puede que hagas un tratamiento largo y muy costoso. Si no es el adecuado, gastarás mucho dinero, llegarás al final y no habrás solucionado el problema.  

 

  • Recibe el mejor asesoramiento para vencer la disfunción eréctil

 

Existen algunas alternativas para vencer la disfunción eréctil. Los profesionales de Boston Medical Group pueden asesorarte para que recibas el mejor tratamiento posible, sin necesidad de medicación. Este tipo de tratamientos tienen efectos duraderos y no entrañan riesgos para la salud, como los que te mostramos. 

Si el problema es psicológico, puede que la recomendación sea recibir sesiones de ayuda por parte de un profesional de medicina psicológica. Estas charlas ayudan a vencer los temores, inquietudes y estados emocionales que producen la incapacidad de alcanzar y mantener una erección. 

Otro de los tratamientos que pueden recomendar es la terapia por ondas de choque. Este tratamiento es totalmente inocuo, indoloro y no requiere periodos de reposo. A medida que se reciben las sesiones, los vasos capilares y arterias que alimentan los cuerpos cavernosos del pene se regeneran. El resultado final es que las cavidades cavernosas se llenan de sangre con más fluidez y se produce una erección duradera. Si se tienen unos cuidados básicos el efecto será duradero. 

Como puedes ver, utilizar medicamentos para vencer la disfunción eréctil conlleva una serie de riesgos. Tan solo deben utilizarse bajo prescripción médica y como último recurso. Pide una valoración a los profesionales de Boston Medical Group. Tras analizar tu caso particular, buscarán el tratamiento más adecuado para vos. No esperes más y pide ya tu cita.