La Impotencia, Pronóstico de Infartos

La impotencia es un fuerte signo vaticinador de infartos y muerte entre pacientes con riesgo cardiovascular,descubrieron científicos en Alemania.

Y puede ser un factor de riesgo tan peligroso como la hipertensión y el colesterol, agregan los investigadores. El estudio fue llevado a cabo con 1.519 hombres que ya sufrían trastornos cardiovasculares y encontró que quienes eran impotentes tenían el doble de riesgo de un infarto o muerte que los demás.

Los científicos de la Universidad de Saarland -que publican su estudio en Circulation, la revista de la Asociación Estadounidense del Corazón- afirman que los hombres que sufren disfunción eréctil deberían ser sometidos a una revisión para detectar enfermedad cardiovascular.

Algunos expertos expresan también que los médicos deberían preguntar a los hombres de más de 40 años que se someten a exámenes de salud si sufren el trastorno.

La disfunción eréctil o impotencia es un trastorno vinculado al flujo inadecuado de sangre en las arterias del pene.

Estas arterias son mucho más pequeñas que las coronarias.

Para algunos hombres, un fracaso persistente para lograr una erección podría ser un primer indicio de que sus arterias se están estrechando.

“La disfunción eréctil es algo que debería ser regularmente examinado en los registros médicos de los pacientes” afirma el doctor Michael Böhm. presidente de medicina interna del Departamento de Cardiología y Cuidado Intensivo de la Universidad de Saarland, quien dirigió el estudio.

“Porque podría ser un síntoma de las primeras etapas de ateroesclerosis”, agrega.

El estudio siguió a hombres de 13 países que ya padecían enfermedad cardiovascular y se siguió un registro para ver si sufrían infartos o derrame cerebral.

Al inicio de la investigación se preguntó a los participantes sobre problemas de disfunción eréctil y posteriormente se les volvió a cuestionar dos y cinco años después.
Poderoso pronóstico

Los hombres con disfunción eréctil que visiten al médico general o al urólogo necesitan ser referidos a un examen de cardiología para determinar si existe enfermedad cardiovascular y recibir un tratamiento apropiado

Dr. Michael Böhm

Además de que quienes sufrían disfunción eréctil mostraron el doble de posibilidades de haber sufrido un infarto o haber muerto, también mostraron 10% más riesgo de tener un derrame cerebral y 20% más riesgo de ser internados por fallo cardíaco.

Los científicos tomaron en cuenta factores como la edad o el tabaquismo de los participantes.

Los pacientes fueron divididos en grupos y recibieron al azar un fármaco o una combinación de fármacos que se utilizan para el tratamiento de la hipertensión, los llamados inhibidores de la ECA (enzima convertidora de la angiotensina).

Otro grupo recibió un placebo.

Los investigadores descubrieron que aunque los inhibidores de la ECA lograron reducir los eventos cardiovasculares en los pacientes de alto riesgo, no tuvieron ningún impacto en el transcurso o desarrollo de la impotencia.

Encontraron también que los pacientes que sufrían impotencia eran mayores o mostraron una prevalencia más alta de hipertensión, derrame cerebral, diabetes y cirugías del tracto urinario que quienes tuvieron el trastorno.

Y el riesgo de muerte por cualquier causa aumentaba gradualmente a medida que se incrementaba la disfunción eréctil.
Factor de riesgo

Tal como explica el doctor Böhm, la impotencia está estrechamente asociada con la disfunción del endotelio (la capa que recubre el interior de las vasos sanguíneos) que ocurre con la ateroesclerosis y otros problemas vasculares como la formación de placa que precede a un infarto o derrame cerebral.

“Los hombres con disfunción eréctil que visiten al médico general o al urólogo necesitan ser referidos a un examen de cardiología para determinar si existe enfermedad cardiovascular y recibir un tratamiento apropiado” dice el investigador.

“La disfunción eréctil es un primer vaticinador de enfermedad cardiovascular”, agrega.

El científico agrega que por lo general el paciente con impotencia recibe medicamento para tratar este trastorno pero no se le examina para detectar problemas cariovasculares.

“El medicamento funciona y el paciente no vuelve al médico” dice el profesor Böhm.

“Estos hombres están recibiendo tratamiento para la disfunción eréctil pero no para la enfermedad cardiovascular subyacente. Todo un segmento de la población masculina está siendo colocada en riesgo”, agrega.

Otros expertos afirman que el estudio confirma lo que ya se sospechaba sobre el vínculo entre impotencia y enfermedad cardiovascular.

Y expresan que los exámenes médicos deberían de incluir a la impotencia como parte de los análisis rutinarios de factores de riesgo cardiovasculares.

Los hombres, por su parte, que a menudo se sienten avergonzados y no acuden al médico para tratar la impotencia, deben estar más conscientes de las amplias implicaciones que puede tener este trastorno.

Tal como señala el doctor Böhm, los hombres deben considerar a la impotencia como un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular similar a la hipertensión y al colesterol.

“Si un hombre padece disfunción eréctil, necesita pedir a su médico que lo someta a una revisión para detectar otros factores de riesgo de enfermedad cardiovascular”, expresa el investigador.

Source: http://www.diariosalud.net – Noticias de Medicina, Salud, Medicamentos y FarmaciaP DowiaeriroeSda bluyd M.naemt -b PoharmaNews – Portal y Agencia